Ucab Guayana vineta breadcrumb Noticias Guayana Actual

Derecho Penal: disciplina jurídica de mayor contacto con el ciudadano

22-01-2020 14:13 por Oscariny Hennig

Derecho Penal

La discusión con un vecino, un accidente de tránsito, controversias familiares y cualquier circunstancia por común que parezca, puede ser propicia para incurrir en la comisión de cualquiera de los más de mil delitos tipificados en las leyes venezolanas.

 

Giovanni Rionero, abogado, investigador, escritor y profesor universitario, visitó la Ucab Guayana con el propósito de impartir clases en el postgrado de especialización en Ciencias Penales y Criminológicas, que ofrece esta casa de estudios a todos los abogados de la región. Aseguró que estudiar derecho penal en Venezuela ha de ser una necesidad y un deber, no solo para abogados y estudiantes de derecho, sino para todo ciudadano, puesto que la comisión de delitos mayores o menores es una posibilidad latente.

 

El derecho penal en la realidad venezolana


El sistema penal venezolano ejercido por el Estado como único ente con derecho punitivo, lamentablemente, representa en sí mismo un riesgo para los abogados y ciudadanos en general, puesto que existen instituciones represivas del propio sistema.

 

Por ejemplo, en un caso de asociación para delinquir, tipo penal que “consiste en la agrupación de individuos, por cierto tiempo, con la intención de cometer delitos y obtener, directa o indirectamente, un beneficio económico o de cualquier índole para sí o terceros”, tiene una pena de 6 a 10 años de privación de libertad a quienes la cometan; mientras que, una estafa ha sido tipificada con una pena de 1 a 5 años de prisión. Quienes han cometido una estafa pueden ser imputados solo por estafa o bien se les puede imputar, además, asociación para delinquir y así aumentar su pena o garantizar la privación de su libertad.

 

Esto podría ser un indicio de que “los operarios del sistema de justicia lo han degenerado para lograr cometidos perversos. Los ciudadanos nos enfrentamos a un sistema penal por naturaleza selectivo, cruel, frágil y vulnerable”, aseveró Rionero. En el sistema penal venezolano dos (2) personas pueden ser imputadas por el mismo delito y tratadas de forma diferente atendiendo a conveniencias o intereses particulares.

 

Inflación de delitos


En las leyes venezolanas existen más de mil delitos tipificados, lo que hace difícil conocerlos todos; sin embargo, no es la tipificación de delitos o el incremento de las penas lo más importante, sino la aplicación y cumplimiento de las penas.

 

“Lo que previene la comisión de delitos futuros, lo que sí puede ayudar al orden -y al sentimiento de justicia general-, es que tú sepas que al cometer un delito te van a perseguir, te van a aprehender y la pena va a ser impuesta, no importa si es de 5 ó 30 años de privación de libertad, lo que importa es que la apliques. Los grados de impunidad provocan que la comisión de delitos aumente”, explicó Rionero.

 

Adicionalmente, tenemos un sistema penal saturado, falta personal en las fiscalías, tribunales y cuerpos policiales; también hay problemas de infraestructura y recursos para trabajar, deficientes sueldos y salarios. “Tenemos un sistema judicial que sobrevive a sus propias miserias”, resaltó el abogado.

 

Hay una salida


Ante el grave problema estructural del sistema de justicia, Rionero considera que prevenir involucrarnos en delitos es lo más importante. En todo caso, como ciudadanos comunes, abogados o no, toda persona debe saber cuáles son los delitos más comunes y cuáles son las penas o consecuencias que acarrean. Toda persona debería estudiar a grosso modo el derecho penal puesto que “es la  disciplina jurídica que mayor contacto tiene con el ciudadano”.

 

Por otra parte, los abogados siempre deben estar preparados no solo en la parte procesal, sino también en lo sustancial. Es necesario evitar que continúe la degeneración del abogado penalista.

 

Según Rionero, se necesitan fiscales, jueces y policías valientes y comprometidos que reconozcan la inconstitucionalidad de algunas leyes, normas, jurisprudencias o sentencias y no las cumplan para que la sociedad no sufra arbitrariedad. Es necesario respetar la Constitución como norma suprema de Venezuela y lograr así un sistema más justo.

 

En la Ucab y todas las universidades que forman abogados en el país, “debemos resucitar el derecho penal general. La meta es ser un científico del derecho penal. Hacemos ciencia. No es ser abogado de procesos, hay que estudiar el dogma, lo sustancial, el conocimiento hace la gran diferencia. Es necesario que los abogados y funcionarios del sistema de justicia venezolano tengan disposición, voluntad, formación, vocación, compromiso y el deseo de tener un mejor país”, concluyó Giovanni Rionero.

 

 

Rosiris Urbaneja

 

Volver