Ucab Guayana vineta breadcrumb Noticias Guayana Actual

"Es fundamental romper el silencio y hablar de depresión"

30-11-2018 17:26 por Karla Guzmán

Foro Hablemos y Hagamos Prevención

En el país aumentó la tasa de suicidios y sobrepasa la media mundial según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV). Por ello, desde la Universidad Católica Andrés Bello Extensión Guayana se promueve el diagnóstico de las tendencias depresivas.

El Foro Hablemos de Depresión y Hagamos Prevención combinó la información sobre la detección de la enfermedad con reflexiones en torno a los procesos depresivos y la creciente tendencia al suicidio, en un espacio de análisis que permitió fomentar en los presentes la necesidad que tiene la sociedad de abordar el tema y romper el silencio.

 

El encuentro fue una iniciativa del Centro de Asesoramiento y Desarrollo Humano (CADH) de la Ucab Guayana en alianza con la Federación Venezolana de Sociedades Científicas de Estudiantes de Medicina (FEVESOCEM) en aras de concienciar el alcance de la depresión y sus manifestaciones.

 

Las ponencias comenzaron con la participación de la doctora Norma Conquista Lira, especialista en psiquiatría, quién afirmó que “todos somos vulnerables ante contextos estresantes” y expuso cómo los factores psicosociales influyen en los trastornos del estado anímico. También, destacó que la depresión afecta a más de 300 millones de personas en el mundo y que los episodios de la enfermedad pueden ser leves, moderados y severos dependiendo de la cantidad y regularidad de los síntomas.

 

Durante el foro, que tuvo lugar en la Sala de Usos Múltiples de la Universidad, la doctora Conquista explicó que las personas deprimidas tienen un concepto negativo de sí mismas, de su futuro e interpretan de mala manera todas sus experiencias; de forma que experimentan cíclicamente un ánimo decaído, cambios en el sueño, dificultad para concentrarse, falta de interés, culpa, pensamientos suicidas, fatiga y falta de energía.

 

“No solo se suicidan las personas deprimidas que piensan constantemente en morir, algunos lo hacen por impulso” ante situaciones de desesperación y rabia, enfatizó Conquista, quien además destacó la importancia de la psicoterapia“al afectado y a sus familiares” como primer tratamiento para la depresión.

 

Así mismo, la especialista en psiquiatría aclaró a la audiencia que “el 90% de las veces los elementos estresores son externos y el 10% son internos”, de manera que cada paciente es distinto y que no siempre las personas afectadas con la enfermedad manifiestan tristeza: algunos se mantienen en constante cólera.

tl_files/relaciones_institucionales/otros/2018/2018-11-30 Foro Depresion 2.jpgJóvenes que rompen el silencio

Estudiantes del último año de medicina de la Universidad de Oriente (UDO), Extensión Ciudad Bolívar, participaron en el foro y durante sus ponencias exhortaron a los presentes a mantenerse alerta ante las señales que denoten rasgos depresivos en sus allegados o ellos mismos.

 

Diana de Freitas aseguró que “hablar de depresión tiene que ser como hablar de la hipertensión o la diabetes” puesto que mantener la enfermedad a la sombra de otros temas solo aumenta el desconocimiento sobre cómo prevenirlo y, en consecuencia, se incrementa el número de personas con depresión sin tratamiento. Así mismo, agregó que hay muchas señales como los cambios de actitudes o conductas que reflejan estados depresivos.

 

Por su parte, Ivanna Bravo destacó durante su ponencia que “es fundamental romper el silencioy hablar de la depresión”. También, orientó al público sobre cómo abordar a una persona con la enfermedad y les recordó que se “debe escuchar con atención, acompañarlos en su proceso, mostrarse cercano sin que el otro se sienta invadido, evitar ponerse como ejemplo y dar soluciones que le funcionaron a terceros”.

 

Además, Armando García advirtió que los trastornos depresivos pueden terminar en suicidio del enfermo, quien en su condición recurre a la muerte como solución analgésica de un problema transitorio. Por ello, enfatizó en los grupos de riesgo, dentro de los que resaltó a aquellas personas que han intentado darse muerte y los sobrevivientes; es decir, gente cuyos amigos o familiares se han quitado la vida.

 

Como ponencia de cierre, el padre Luis Ovando Hernández sj, rector del Colegio Loyola Gumilla, dio una aproximación desde la espiritualidad ignaciana a la realidad de la depresión y el suicidio, pues realizó una analogía del proceso de la enfermedad con lo que San Ignacio de Loyola describió en sus Ejercicios Espirituales como el mal espíritu, aquél que despista a la persona de su bienestar y la empuja a “cocinarse en su propia salsa”.

 

Hernández destacó que “la depresión es una enfermedad crónica que debe atenderse clínicamente” y que su labor tiene que ver con “la realidad presente en la vida espiritual de las personas”. Así mismo, recordó la importancia de “gestionar el estrés” y entender que la felicidad no está relacionada con la ausencia de los días malos.

 

También, Hernández exhortó a los presentes a escuchar al prójimo, así como a la voz interior para lograr “estar atentos a las dinámicas depresivas” y reafirmar la consolación a través de la fe y la esperanza, pues “el auxilio nos viene del señor”.

 

El encuentro culminó con una sesión de preguntas efectuadas por la audiencia hacia los ponentes, quienes dieron respuestas y ejemplificaron posibles escenarios ante situaciones determinadas, en aras de fomentar el acompañamiento a personas deprimidas y con tendencias suicidas, ello como parte de la corresponsabilidad social que desde la Ucab Guayana se propone estimular.

 

Elianna Laurens

Volver