Ucab Guayana vineta breadcrumb Noticias Guayana Actual

Padre Luis Ugalde s.j.: “La mina está aquí adentro”

28-10-2019 18:10 por Karla Guzmán

Los retos sociales de la universidad

El padre Luis Ugalde s.j., asesor del Centro de Reflexión y de Planificación Educativa de los Jesuitas (Cerpe), visitó los colegios y universidad de la Compañía de Jesús en Ciudad Guayana, donde precisó su opinión sobre la educación, la necesidad de reinventarse y revalorizar el estudio en un contexto lleno de contradicciones y complejidades para la familia venezolana.

 

“Estamos en una crisis muy grande, mantener a un estudiante durante sus 5 años de carrera es casi imposible. El Estado está endeudado, está quebrado y la familia tiene unas limitaciones tremendas. Entonces el sistema de educación superior está obligado a cambiar paradigmas sobre el estudio como medio para el enganche laboral”, destacó el padre Ugalde.

 

Para este jesuita que fungió como Rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) de 1990 al 2010, la disminución de la matrícula se debe a un aspecto que es coyuntural, “hay una presión económica de la cual hay que salir; sin eso pues, la gente dice: Yo no puedo ir a estudiar, porque no tengo ni para comer hoy”. 

 

Reinventar la UCAB

El Padre recordó que en la UCAB, cuando se abrieron las dos carreras que hoy día tienen más alumnos en Caracas y Guayana -Comunicación Social, Administración de Empresas y Contaduría- eran de 4 años, horario nocturno, para la gente que ya trabajaba, pero no tenían títulos. La dinámica de estudiar y trabajar podría estar retomando espacios.

 

“Esto nos puede llevar a una situación como más realista. La Universidad ya ha dado el paso, no solamente aquí sino mundialmente, a las carreras más cortas. Asimismo, hoy día hay una oferta inmensa de estudios online en cualquier país, que puede reducir costos a los estudiantes”, afirmó el Delegado de Educación del Equipo Central de la Conferencia de Provinciales Jesuitas de América Latina (Cpal).

 

Según el padre Luis Ugalde, la Universidad tiene que variar la oferta para los jóvenes de hoy. De hecho el Centro Internacional de Actualización Profesional (CIAP) tiene programas mucho más cortos, en materias prácticas que fomentan el estudio y la formación permanente, vinculado con el trabajo concreto.

 

 

Emprendimiento vs. Necesidad

Cuando le preguntan, ¿por qué los venezolanos tienen tanta iniciativa y son tan emprendedores? -“Yo les digo: bueno, por la necesidad; porque antes nos sentíamos un país riquísimo, que hoy no existe. La presión está a la orden del día y tienen  que salir adelante: ¿Dónde voy a buscar yo? -En mi propio talento, la mina está aquí adentro. Entonces usted tiene que apostar mucho más a su creatividad y a su iniciativa. Eso que está ocurriendo fuera, también va a ocurrir dentro del país”.

 

Históricamente, Venezuela se benefició de la migración. “En la década de los 40s y 50s, este país no hubiera tenido gente profesional práctica, a lo mejor sin título, si no hubieran estado los españoles, portugueses, italianos, colombianos, chilenos, entre otros, que apoyaron enormemente su crecimiento industrial”.

 

Pero en este momento, más bien nuestros profesionales se están yendo. “Entonces, yo creo que hay que fomentar mucho las carreras cortas y muy vinculadas al oficio. Por ejemplo, la recuperación de la industria petrolera va a requerir miles y miles de trabajadores con oficios concretos. Entonces el estudio va a ser mucho menos academicista a mi modo de ver y se afianzará la relación Universidad-Empresa”, aseveró.

 

Para Ugalde, del obrero con poca formación, pasaremos al técnico medio con una formación práctica muy vinculada a la producción y en ese sentido, Venezuela va a necesitar alianzas y convenios con países que son destacados en esto, como Italia, Alemania, España y Australia, por ejemplo. “Y ese ni es menos, ni es más que el doctor, usted siempre estará en continua formación”.

 

Deserción y repitencia

Hace más de 20 años, había estudiantes en las universidades públicas que se daban el lujo de terminar sus carreras en 10 y 11 años, aún y cuando tenían comida, transporte, becas y ayudantías. En cambio, para el estudiante de la universidad privada, perder un año significaba una tragedia familiar.

 

“Hoy día este escenario se acabó. Los estudiantes no pueden darse el lujo de perder el tiempo, la necesidad obliga a terminar las carreras. Los estudiantes no pueden estar vegetando en las universidades mantenidos por el Estado, porque sencillamente en este momento el Estado Venezolano no puede mantener a nadie”, resaltó.

 

El padre Ugalde agregó a este contexto la baja calidad de la educación básica y diversificada que están recibiendo los estudiantes, con la escasez de profesores de matemáticas, química, biología, física. “Eso en Venezuela ahora es una tragedia muy grande, lo que se evidencia en el nivel de los exámenes de ingreso o de admisión que es muy bajo y hay un desestímulo”.

 

Los nuevos retos

Según el padre Luis Ugalde, la Ucab tiene un reto enorme tanto en Caracas como en Guayana: “Que la Universidad esté llena de profesores y estudiantes, con las implicaciones presupuestarias que esto tiene, reducir los gastos y diversificar las fuentes de ingreso".

 

“La universidad tiene que revalorizarse y hacerle ver a los jóvenes que ese esfuerzo educativo no se puede dejar; por supuesto, tendrá que empezar a trabajar antes, pero que no renuncie a la formación y superación permanente, que es la base que necesita el país para su transformación.

 

En cuanto el país comience a cambiar, hay que reentusiasmar a los jóvenes con la universidad y al mismo tiempo, la universidad tiene que demostrar su utilidad, no estar perdiendo el tiempo y probablemente en eso va ayudar la combinación trabajo-estudio, estudio-trabajo, eso me parece que nos va a ayudar, al menos en estos primeros años.

 

Universidad y sociedad

"La Universidad cada día tiene que ser más abierta y preguntarse: ¿Qué Universidad para qué país? En definitiva, el último examen de la universidad no se da en la universidad, sino en la sociedad. ¿Sirve o no sirve?

 

“Sobre todo cuando la sociedad está en la angustia en la que está Venezuela, las universidades tienen que estar muy abiertas a todos los sectores sociales. Tenemos que tener una universidad que no se refugie en sí misma, sino abierta a la humanidad”, expresó el director de Cerpe.

 

En ese sentido, la Universidad Católica Andrés Bello está haciendo un gran papel, porque en diversas formas es un centro de resonancia de estudio, de análisis, de proyectos, de país y por ahí tenemos que ir.

 

“Yo creo que va a venir un cambio, al ir percibiendo que ya no somos lo que nos decían: que éramos un país súper riquísimo de petróleo, sino que aquí hay que apelar a su talento y entonces se dará el cambio de actitud, de aprovechar al máximo las oportunidades”, así concluyó sus palabras el ex Rector de la UCAB durante su visita a la sede de Ciudad Guayana, en esta entrevista exclusiva para Comunicaciones UCAB Guayana.

 

Rosanny Rivas M.

Volver