Ucab Guayana vineta breadcrumb Noticias Guayana Actual

Rector Virtuoso: “Atrevernos a seguir soñando y construyendo el futuro que deseamos”

21-10-2020 19:50 por Rosiris Urbaneja

Rector Francisco José Virtuoso S.J.

Desde el Aula Magna de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y atendiendo a las restricciones y protocolo sanitario impuesto por la pandemia del COVID-19, se realizó la Lectio Brevis para dar inicio al nuevo año lectivo.

 

El período académico 2020-2021 quedó formalmente inaugurado con una Lectio Brevis, en la que el Reverendo Padre Francisco José Virtuoso, S.J. rector de la UCAB, esbozó la realidad crítica y dolorosa del venezolano y presentó el proyecto de diversificación, innovación y conexión de esta casa de estudios con otros sectores, a manera de afrontar, transformar y construir un futuro exitoso para Venezuela, en el corto y mediano plazo.

 

El acto se realizó en el Aula Magna de la UCAB Caracas. Fue transmitido vía Zoom y Facebook a todo el personal administrativo y académico de las dos sedes de la Universidad, ubicadas en Caracas y Guayana. El evento también fue propicio para entregar diplomas a los graduandos de las carreras de Administración de Empresas, Psicología y Comunicación Social de la sede capitalina.

 

Al inicio del evento su Eminencia Cardenal Baltazar Porras, Canciller de la UCAB, hizo la tradicional invocación al Espíritu Santo, para que acompañe la gestión recientemente iniciada. Manifestó ser testigo de los esfuerzos hechos por la Universidad para la formación integral de los estudiantes, a pesar de la COVID-19 y advirtió que “paralizar la formación integral de la juventud es un pecado que clama al cielo, porque nos sumiría en un retroceso social y anímico, generador de inequidad y de conflictos insalvables”.

 

Al evento también asistieron las autoridades rectorales y el provincial de la Compañía de Jesús, Rafael Garrido, S.J., vicecanciller de la Universidad.

 

Presencia, lucha, creación, libertad, democracia, justicia, bienestar, dignidad, fraternidad, coraje y fe para salir adelante, fueron no solo palabras pronunciadas en la Lectio Brevis, sino actitudes que permitieron afrontar la “presencialidad remota” durante el semestre pasado; serán además fundamentales en el nuevo período académico y en el desarrollo del proyecto “Juntos, imaginamos el futuro y mejoramos el planeta”, mientras se acerca el 70 aniversario de la institución.

 

A continuación, el discurso de Lectio Brevis elaborado y presentado por el Reverendo Padre Francisco José Virtuoso, S.J. rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), para el inicio del período académico 2020-2021.

 

 

 

 

 

 

Caracas, 21 de octubre de 2020

 

Lección Inaugural del Período lectivo 2020 - 2021

JUNTOS, IMAGINAMOS EL FUTURO Y MEJORAMOS EL PLANETA

 

Dice el Papa Francisco en el último párrafo de la parte introductoria de su última encíclica Fratelli Tutti:

 

…Nadie puede pelear la vida aisladamente. […] Se necesita una comunidad que nos sostenga, que nos ayude y en la que nos ayudemos unos a otros a mirar hacia delante. ¡Qué importante es soñar juntos! […] Solos, se corre el riesgo de tener espejismos, en los que ves lo que no hay; los sueños se construyen juntos». Soñemos como una única humanidad, como caminantes de la misma carne humana, como hijos de esta misma tierra que nos cobija a todos, cada uno con la riqueza de su fe o de sus convicciones, cada uno con su propia voz, todos hermanos.

 

Hoy, al inicio de este año lectivo 2020 - 2021, nos anunciamos a nosotros mismos, a nuestros egresados, al país entero y al mundo, que hacemos nuestro este gran reto que nos señala el Papa Francisco. Queremos soñar juntos, imaginar el futuro y asumir la gran tarea de mejorar el planeta desde esta tierra nuestra que se llama Venezuela. Lo hacemos sintiéndonos una comunidad de intereses comunes que camina junto a una única humanidad repartida en el mundo y que busca habitar ese, su mundo, como una casa común en libertad, democracia, justicia, bienestar y fraternidad.

 

Esta perspectiva supone un gran coraje espiritual. Supone una gran amplitud de miras para ver más allá de la oscuridad del presente que nos abruma. Pareciera que el futuro se detuvo en un presente que no evoluciona. Después de muchos meses, el mundo entero no sabe cómo va salir de esta terrible pandemia que se instaló en nuestras vidas. Pareciera que el mundo se detuvo y todas sus fracturas se hubieran abierto más. En nuestro rincón que se llama Venezuela, los padecimientos se han agravado. Este país clama por un cambio en las condiciones de vida, que garanticen su dignidad humana y el derecho a vivir en libertad y democracia.

 

Pero repetimos, hay que tener coraje para no quedarse inmovilizado ante las circunstancias. Hay que invocar nuestra fe y nuestras convicciones para salir adelante. Y no solamente como un acto del “optimismo de la voluntad”, sino que alzamos la cabeza desde la roca firme de nuestra vocación, desde nuestra capacidad de resistencia, para enfrentar las dificultades, desde la potencialidad de nuestra creatividad para innovar y desde nuestras fortalezas para engendrar nuevas posibilidades.

 

En la UCAB nos declaramos en rebeldía desde hace muchos años. Nos hemos revelado trabajando muy duro, con tesón, creatividad y dinamismo, para mantener esta institución universitaria con una alta acreditación académica reconocida en los rankings universitarios, entre los empleadores, en muchas instituciones internacionales con quienes nos relacionamos, en la comunidad académica, etc.

 

Con ese espíritu asumimos los retos que ha impuesto la pandemia del COVID, obligándonos asumir la modalidad que llamamos “presencialidad remota” para cumplir con nuestras tareas docentes. Nos tocó amanecer de golpe y enfrentarnos a los retos de la masificación de procesos de educación a distancia que para nada teníamos previstos. La experiencia vivida supuso muchos aprendizajes para todos. Al día de hoy podemos dar un balance muy positivo. Ese balance también cubre nuestras tareas de investigación y extensión que no se han detenido. Las claves han sido: innovación, organización, comunicación y evaluación. Gracias a ello hemos podido acumular un conjunto de aprendizajes que nos permiten seguir avanzando en este tiempo de contingencia con mayor seguridad.

 

En este nuevo semestre, a la vez que enfrentamos los retos de la coyuntura, levantamos la mirada para imaginarnos en los próximos tres años, en el 2023, cuando arribaremos a nuestro 70 aniversario.

 

La universidad emprende hoy su nuevo Plan Estratégico UCAB 20-23. Partimos de una aguda evaluación de los impactos del contexto país sobre la educación universitaria en general y sobre nuestra UCAB en particular. Los efectos de la crisis país se han hecho sentir en todos los órdenes, especialmente en los últimos tres años, en aspectos medulares como: desempeño académico, tasa de abandono de estudiantes, porcentaje de rotación de docentes, reducción en nuestras posiciones en el ranking QS, etc.

 

En un contexto de empobrecimiento nacional, caracterizado por la reducción del 70% de la capacidad de producción en comparación con el tamaño de nuestra economía hasta hace muy pocos años, a lo que se suma el impacto de los niveles continuos de hiperinflación, la sostenibilidad financiera de la institución se ha visto gravemente afectada, sobre todo porque quiere seguir siendo una universidad de muy alta calidad manteniendo su carácter abierto e inclusivo.

 

Mantener este modelo que combina calidad e inclusión supone que nos asumamos como un espacio de innovación. Somos parte de quienes creen que el rasgo caracterizador de las universidades del futuro, es su capacidad para transformarse en centros permanentes de Innovación, para responder ante la multitud de cambios acelerados que impone la sociedad del conocimiento, global y telemática. Cambios estos especialmente exigentes en contextos como el nuestro, que corren el riesgo de acumular graves rezagos en muy poco tiempo y que amenazan con profundizar las desigualdades de oportunidades educativas.

 

Después de hacer un balance de los logros del Plan UCAB 20-20, hemos venido trabajando desde comienzos del año pasado en el diseño y estructuración del nuevo plan para el período 20-23. Ayer en Consejo universitario nos dimos el banderazo para el arranque. En los próximos meses iniciaremos un intenso proceso para definir con precisión los programas de trabajo a los que nos vamos a dedicar con mucho entusiasmo.

 

Nuestro lema orientador es Juntos, imaginamos el futuro y mejoramos el planeta. Atrevernos a seguir soñando y construyendo el futuro que deseamos es nuestra apuesta por nosotros mismos, por el país y por el planeta. Nosotros no queremos ser parte de la profecía que Yolanda Pantin declara en una de sus poesías: Ustedes perdieron un país dentro de ustedes. Nosotros, los ucabistas, por el contrario llevamos dentro de nosotros un gran sueño de país, de universidad, de planeta, que no vamos dejar perder.

 

Los tres grandes ejes estratégicos en que deseamos empeñarnos son: conectar, diversificar y consolidar calidad con sustentabilidad

Conectar significa fortalecer las capacidades de la universidad para la interrelación y el trabajo conjunto con otras instituciones de educación superior, con el sector productivo, con las comunidades y nuestros egresados, a nivel nacional e internacional, ampliando así el alcance y la profundidad de los procesos de generación e intercambio de conocimiento.

 

Las principales iniciativas asociadas a este objetivo son:

 

• Internacionalizar, acelerando nuestros vínculos con otras universidades en el mundo para favorecer el intercambio.

• Virtualizar, para profundizar en un modelo mixto o multimodal de educación universitaria.

• Profundizar los procesos de investigación y transferencia de conocimiento aplicado a terceros.

• Profundizar los vínculos con el sector productivo.

• Consolidar estrategias para promover el emprendimiento.

• Consolidar estrategias para facilitar la transición al primer empleo de nuestros estudiantes recién egresados.

• Profundizar los vínculos con las comunidades y el llamado tercer sector

• Profundizar los vínculos con los egresados.

 

Por su parte diversificar significa: ampliar la flexibilidad, transversalidad y diversidad de la oferta de formación de la universidad. De esta manera estaremos en mejor disposición para atender las necesidades y expectativas de la sociedad en cuanto a los proyectos individuales de formación y las estrategias de mejora e incremento de productividad de las organizaciones. Esta estrategia permite a su vez diversificar las fuentes de ingresos para hacer sustentable la labor universitaria.

 

Las principales iniciativas asociadas a este objetivo son:

 

• Transversalizar y flexibilizar el currículo: mediante el diseño de nuevas propuestas y una mayor interconexión entre las ofertas actuales que doten de mayor libertad a los estudiantes en la selección de sus recorridos formativos

• Innovar para diversificar la oferta: generando múltiples opciones de formación complementarias, incluyendo oficios y la aplicación de nuevas tecnologías.

• Exportar los servicios, diversificando los mercados: a través de la consolidación de plataformas de comercialización de nuestra oferta formativa en localidades distintas a Venezuela, mediante la estructuración de alianzas con otras instituciones educativas.

• Diversificar las opciones de financiamiento y promoción: a través del fortalecimiento de las iniciativas existentes y el desarrollo de otras fórmulas novedosas para la captación de fondos de apoyo a la gestión de la universidad.

 

Finalmente, consolidar calidad con sustentabilidad significa:

 

• Consolidar la calidad académica: Avanzar en el proceso de renovación académica integral, revisando especialmente aspectos relacionados con el cumplimiento de los atributos de calidad, los mecanismos de acompañamiento académico integral al estudiante y los programas de desarrollo de competencias docentes.

• Consolidar el modelo de formación integral: Reconocer las necesidades, expectativas y rasgos de los jóvenes ucabistas para estructurar programas complementarios de formación y acompañamiento a los estudiantes.

• Desarrollar y retener al talento.

• Consolidar un campus sustentable.

• Mejorar la calidad de servicio.

• Profundizar en la eficiencia como clave para garantizar la sostenibilidad.

 

Esta agenda requiere el impulso institucional de 5 palancas de desarrollo que hemos llamado habilitadores del proceso:

 

• Fortalecimiento de los programas destinados a promover la identidad universitaria y espiritualidad que la anima.

• Desarrollo de nuestros procesos de comunicación corporativa.

• Continuar desarrollando nuestros procesos de soporte tecnológico en todos los niveles de la actividad universitaria.

• Fortalecimiento de nuestros procesos de planificación operativa, control y seguimiento de la gestión bajo elevados estándares de calidad.

• Impulsar, estimular y canalizar un proceso sostenido de innovación universitaria.

 

Esta es la tarea que queremos soñar juntos, diseñar juntos, construir juntos, para más amar y servir a este país, a sus jóvenes y al planeta entero. Nosotros llevamos un país dentro, que luchamos por mantener vivo. El presente con el que lidiamos es muy duro, enfrentémoslo luchando por el futuro que nada ni nadie nos puede arrebatar. No estamos en modo exilio, estamos en modo presencia, lucha y creación.

 

Muchas gracias.

 

Texto: Rosiris Urbaneja
Foto: Cortesía Dirección de Comunicaciones UCAB Caracas

Volver